En el ámbito industrial se aplican principalmente con el objetivo de mantener unos adecuados niveles de salubridad y calidad del aire interior.

Es frecuente emplear los dos sistemas, el de extracción localizada para capturar y extraer la mayor parte del contaminante en el punto de generación y la extracción general para extraer el que no sea capturado por la localizada así como para el resto de contaminantes.

Componentes de un extractor industrial

El sistema de un extractor de aire industrial se compone de un elemento de captación (campana o cajón) que capta el contaminante y lo atrapa en una corriente de aire; un elemento de conducción (conductos o tuberías), un elemento de aspiración o ventilador generalmente centrífugo por su facilidad para vencer elevadas pérdidas de carga; un purificador de aire o filtro encargado de la eliminación del contaminante del aire y un conducto de salida.

Otras recomendaciones para extractor industrial

Es muy recomendable ubicar las salidas de aire del local cerca de los focos de contaminación, consiguiendo así un cierto efecto «extracción localizada», además de evitar que el agente se disperse totalmente dentro del local. En cuanto a las entradas, se procurará que arrastren el aire limpio a las zonas más contaminadas, creando un cierto efecto «ventilación por desplazamiento».

Más información: Contáctanos